¿No sabes cómo decírselo?

Quiero cerveza artesana!

La cerveza, el trabajo, la felicidad y la creatividad

Días con espuma 17 de Febrero de 2015

Amigos disfrutando de una cerveza

Una de las cosas que siempre más nos ha llamado la atención en las películas y series americanas es el hecho que después del trabajo, la gente, los compañeros (¿Amigos?) se bajan al bar/pub que les pilla más cerca y se pasan un rato de conversación y disfrute. Y si te fijas un poco más verás como en la mesa o barra siempre tienen en ese momento una cerveza. Nada de refrescos de cola, nada de cubatas, nada de vino. El momento divertido y de "buen rollo" siempre está reservado para la cerveza. ¿Y por qué? Aunque no somos psicólogos, está claro que a través de estas escenas se intenta representar lo mejor posible el ambiente que le rodea, el cerebro humano es muy listo, y ya hay estudios que demuestran que el oler o ver la cerveza activa las áreas del placer del cerebro, liberando dopamina, la cual es considerada la sustancia del placer.

El uso de la cerveza como medio de generación de actividades creativas ha sido ya demostrado. Disfrutar de una buena cerveza en el medio oportuno para generar y usar ideas puede aportar mucho a aquellos que viven de su creatividad. Esto no implica que tengas que estar todo el día bebiendo cerveza, seamos serios. Lo único que demuestran estos estudios es que disfrutar de UNA cerveza permite estimular las áreas del cerebro que nos alejan del problema, ponerlo en perspectiva y verlo de otra manera, ofreciendo un nuevo foco o camino hacia él. Y volvemos a lo mismo, desde el punto de vista científico, ¿Qué pasa en el cerebro para que así suceda?. En general, los problemas de resolución creativa no se resuelven con un proceso de trabajo lineal ni temporal, requieren más trabajo de intuición y relajación. Así, al beber esa cerveza tan rica, la capacidad de mantener la atención se reduce, trabajo del hemisferio izquierdo, a la vez que el hemisferio derecho, la parte creativa del individuo, empieza a trabajar con mayor intensidad.

La cerveza en el trabajo

Vamos a ir un poco más allá. ¿Por qué no disfrutar de vez en cuando de una cerveza en el trabajo?. Las máquinas de café las encuentras en cualquier esquina, y ¿la cerveza?. Te vamos a proponer a ti, jefe o no jefe, pero si responsable de la creatividad de tu equipo de trabajo, o de ti mismo, que siempre tengas el botiquín de la cerveza, para esos momentos de atasco creativo, para aquellos momentos en los que no fluyen las ideas como debieran. Cuando ese momento llegue ve al frigo, coge una cerveza artesana, ábrela, échala a la copa y disfruta de la cerveza, en cuando te quieras dar cuenta verás el problema con un color más agradable, y quien sabe, quizás tengas la idea del siglo.

Cerebro, cerveza y creatividad

Ah, y no nos olvidamos de la parte crítica del asunto. Siempre disfruta de la cerveza, de la buena cerveza, con moderación. Hacer uso es bueno, el abuso, como en todo es malo. Y el abuso de cualquier bebida alcohólico genera problemas, problemas derivados también de la excesiva producción de dopamina, que genera las adicciones y problemas. Sé sensato y comedido. Esto no es una alegato al consumo de cerveza sin sentido. La cerveza tiene mucho sentido si tú también lo tienes.

Disfruta con moderación de la cerveza artesana.