¿No sabes cómo decírselo?

Quiero cerveza artesana!

¿Por qué artesana? La cerveza de verdad

Cerveza artesana 06 de Noviembre de 2014

Llevas mil años bebiendo cerveza. Es una rutina, bien en una terraza con unos amigos, en un pub más oscuro o en casa; estás acostumbrado, y te gusta beber cerveza. Tercios, cañas, pintas, y demás medidas y vasos se utilizan para saborear los aromas que te ofrecen los "camarer@s" del lugar; o directamente el supermercado en el que has adquirido hasta ahora las mencionadas cervezas.

Fotografía de un bar lleno de gente

Pero resulta que la gente viaja, sale, ve y descubre cosas, en este caso cervezas, que le hace recapacitar sobre lo que hasta ahora pensaba que era "lo mejor". Y es que ya hablaba Miguel de Unamuno de la importancia de viajar y leer para combatir la ignorancia. En este, nuestro país, resulta que éramos (y seguimos siendo) unos incultos cerveceros, y la gente que ha recorrido la cultura cervecera de países como Alemania, Bélgica o la Republica Checa, entre otros, descubre lo que es realmente el sabor de la buena birra. Aquí estamos (y estás) acostumbrado a consumir en bares y hogares cervezas comerciales, grandes marcas, grandes empresas que con el paso del tiempo, y tras haber comprado cerveceras más pequeñas han adquirido una importante cuota de mercado en su región. Las conoces de sobra. Y el poder hace en este caso que prevalezca el maximizar el beneficio a costa de minimizar la calidad. El aquí redactor ha bebido desde que probó su primera cerveza, la de su zona de influencia. Hace aproximadamente 6-7 años (no recuerdo exactamente el año) probé mi primera artesana, sin decir nombres he de reconocer que "me gustó menos que nada". Bueno, era la primera, el sector estaba verde y las cervezas que se hacían no eran todas buenas, caí en la que no debía. Pero resulta que esto ha cambiado radicalmente. Ya no son pocas las cerveceras, son muchas; hemos contado más de 200 cerveceras artesanas en España. Las hay de todos los colores y sabores, y las hay mejores y peores. Pero todas, todas, trabajan bajo un mismo objetivo, elaborar cervezas de verdad. Y es que lo que has bebido hasta hace bien poco no es cerveza, no. Como dice un buen amigo mío es agua aromatizada con gas. Cuando la misma persona me dijo que cuando probara las artesanas (de nuevo) no podría volver a las comerciales, lo taché, y de esto hace un par de años aproximadamente, de exagerado. Ahora tengo fe ciega en lo que me diga. Tuvo y tiene toda la razón. No puedo con la cerveza comercial, es que ya no sabe a cerveza, no es cerveza. Y es que cuando pruebas unas cuantas cervezas artesanas, las de verdad, descubres lo que es saborear y disfrutar de un alimento milenario. Cerveza de garrafón vs. cerveza de verdad.

Gracias a todas las cerveceras artesanas, gracias a todos los maestros cerveceros, gracias a todas las personas que han apoyado su elaboración, gracias a ti. Quieres cerveza artesana.

Si aún no has probado la cerveza artesana, no tardes en hacerlo. Descubrirás un mundo de sabor que del que no querrás salir. Y como no nos faltan motivos, te vamos a exponer tres puntos muy claros: Variedad, frescura y calidad.

Variedad

Nos hemos acostumbrado a tener pocas opciones de elegir tipos de cerveza, algo que no pasa, por ejemplo en el sector del vino. Las cervezas artesanas, las cientos que existen, te permiten disfrutar de distintos sabores, de distintos matices, de distintos aromas, de una experiencia única. Y es que además, dado que el proceso de elaboración es totalmente artesanal, la cerveza madura en botella. La cerveza artesana es un "ser vivo", y por tanto, "crece" y cambia con el tiempo. Por lo que la misma cerveza, el mismo botellín, saboreado en distinto momento te hará disfrutar de "dos cervezas diferentes".

Frescura

La cerveza artesana es cerveza fresca dado que el circuito comercial es más pequeño. La mayoría son consumidas en radios próximos a los de su elaboración. Así te aseguras de que consumes una cerveza "casi recién hecha". Y si quieres disfrutar de una cerveza elabora un poco más lejos, no hay problema. Las cervezas salen a tu casa desde SoloArtesanas a tu casa directamente.

Calidad 

Y es que no hay color. Sin entrar en los pormenores del proceso de elaboración de la cerveza artesana vs. la industrial/comercial, decir que todo lo que llega a un botellín (o barril) de cerveza artesana es 100% natural; sólo malta, agua, lúpulo y levadura; sólo artesanas. La materia prima es natural. Agua del entorno de la cervecera, maltas y lúpulos de calidad, levadura. Nada de preparados ni gas inyectado. En la cerveza artesana la carbonización es natural con, generalmente, doble fermentación en botella. El simio del garrafón creo que es apropiado. La cerveza artesana es cerveza de verdad, la otra... Y es que en el potencial caso de una resaca (recuerda que la cerveza tiene alcohol y por tanto debes consumirla con moderación).

 

Y dejamos a un lado de momento lo que la cerveza artesana aporta de cara a la salud (con moderación), la cultura, la economía local, etc. Lo dejamos para otro post. De momento bienvenidos, esperamos que os guste este humilde y cervecero rincón de la red.

 

¡Salud artesana!